BrightLine Bags, Inc. fue fundada en 2008 como resultado de la sorprendente necesidad de crear una mejor bolsa de vuelo para pilotos.

Como cualquier estudiante de piloto o instructor de vuelo o piloto de aviación general puede decir, hay MUCHOS artículos que tienen que ser llevados a la aeronave para cada vuelo. Ya sabes: auriculares, comprobador de combustible, cartas de navegación y/o iPad, rodillera, linternas, listas de comprobación, gafas de sol, cuaderno de bitácora, bolígrafos, baterías adicionales. Además, hay muchos artículos importantes, como todos los cables, adaptadores, cargadores y baterías para los aparatos electrónicos móviles, así como cartas de navegación adicionales, una radio de mano, una multiherramienta tipo Leatherman, bolígrafos y rotuladores adicionales, gafas de lectura y un lugar para cosas realmente pequeñas, como monedas, tarjetas de visita (y tu barra de labios e ibuprofeno) y otras cosas diversas. Por no hablar de la necesidad de guardar el teléfono móvil, la cartera, las llaves del coche y las cosas de bolsillo durante el vuelo.

Está claro que todo piloto necesita tener una bolsa. Idealmente, cualquier piloto querría una bolsa lo más pequeña posible para llevar todas estas cosas, y querría que hubiera un montón de bolsillos diferentes que pudieran organizarlo todo. La bolsa debe ser compacta, organizada y eficiente.

Antes de BrightLine Bags, cuando los pilotos iban a buscar una bolsa, parecía algo sencillo encontrar una bolsa adecuada porque hay cientos de bolsas de vuelo diferentes disponibles en todas partes. Todas las tiendas de pilotos de los aeropuertos, las revistas de pilotos y los catálogos/sitios web de suministros para pilotos están llenos de ellas.

Pero la realidad es que, en muy poco tiempo, la sorpresa y la decepción empezaban a aparecer. Los pilotos descubrieron rápidamente que todas las bolsas disponibles eran o bien [1] demasiado pequeñas (las cartas no cabían) y sólo había uno o dos bolsillos, o bien [2] si la bolsa era de buen tamaño, todavía no había suficientes bolsillos, o bien [3] la bolsa era simplemente demasiado grande (y todavía no tenía suficientes bolsillos).

Los pilotos no sólo no pudieron encontrar la bolsa que esperaban, sino que a menudo ni siquiera pudieron encontrar algo CERCA. Casi sin excepción, todas las bolsas disponibles iban a hacer que el piloto volcara sus cosas en uno o dos compartimentos principales y luego tuviera que rebuscar entre todas esas cosas cada vez que necesitaba encontrar algo. (Estos pilotos a menudo se referían no tan afectuosamente a estas bolsas como su "agujero negro" porque las cosas simplemente parecen desaparecer en él).

Y por muy lejos que se buscara una bolsa adecuada, esas búsquedas eran siempre infructuosas. Los pilotos de todo el mundo acababan teniendo que conformarse con una bolsa al azar que más o menos funcionaba. No había más remedio que soportar la molesta batalla con su bolsa semifuncional cada vez que volaban.

Menos
Producto añadido a la lista de favoritos
Producto añadido para comparar.
Tienes dudas? Abre un chat

Para ofrecer las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como las cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento de estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o las identificaciones únicas en este sitio. No consentir o retirar el consentimiento, puede afectar negativamente a ciertas características y funciones.