Uno de cada tres pilotos de avión en Pakistán tiene una licencia de vuelo falsa

 

El accidente del pasado mes de mayo ha sacado a la luz un grave problema de seguridad aérea que afecta a más de 260 pilotos de todo el país

El pasado 23 de mayo un accidente de avión dejaba 97 víctimas mortales en Pakistán y solo dos supervivientes. Desde entonces se ha especulado con las causas del siniestro y, aunque el piloto alertaba de posibles problemas técnicos antes de estrellarse, ahora se cree que pudiera tratarse de un error humano provocado por los responsables de pilotar la aeronave.

Las últimas noticias sobre la investigación apuntan a que los pilotos estarían discutiendo sobre el coronavirus y habrían hecho caso omiso de los reiterados avisos del sistema sobre que algo no estaba funcionando bien. Lo ha confirmado el propio ministro de Aviación de Pakistán, Ghulam Sarwar Khan: «Los pilotos no estaban concentrados, hablaban sobre el coronavirus y cómo se vieron afectadas sus familias. Estaban demasiado confiados».

El ministro ha señalado que los controladores aéreos del aeropuerto de Karachi avisaron hasta en tres ocasiones a los pilotos de que el avión estaba demasiado alto y que, por lo tanto, no deberían intentar aterrizar, «pero el capitán no prestó atención a estas instrucciones».

Después, intentaron aterrizar sin bajar el tren de aterrizaje, por lo que «el avión tocó la superficie de la pista con sus motores», provocando chispas y daños irreparables. Aunque los pilotos intentaron volver a ascender, los motores estaban dañados y fallaron, por lo que el avión se estrelló.

Sin experiencia

Pero este accidente ha sacado a la luz un problema mucho más importante y que afecta a toda la aviación pakistaní. Según declaraciones del propio ministro Khan que recoge la CNN, se cree que más del 30% de los pilotos civiles del país, uno de cada tres, tiene una licencia falsa, por lo que no estaría en condiciones de volar.

En Pakistán hay, oficialmente, 860 pilotos de aviación. Sin embargo, Ghulam Sarwar Khan aseguró que 262 de ellos «no pasaron el examen por ellos mismos»: habrían pagado a alguien para que se presentara en su nombre. Un problema de enorme envergadura, ya que «no tienen experiencia de vuelo» y con el que quieren terminar eliminándolo de raíz: han perdido su vigencia de inmediato.

La mayoría de esos pilotos trabajan para la aerolínea nacional PIA, Pakistan International Airlines, pero también para otras aerolíneas extranjeras. El portavoz de la PIA, Abdullah Khan, ha asegurado que la compañía «reconoce que las licencias falsas no son solo un problema de la PIA, sino que se extienden por toda la industria de las aerolíneas paquistaníes».

Fuente: El Confidencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE UN EMAIL AL MES CON LOS ARTÍCULOS DE BUCKERBOOK