Pesadilla de unos 200 pasajeros atrapados en un avión de Ryanair

 

Unos 200 pasajeros han pasado unas 11 horas atrapados en un avión de Ryanair en el aeropuerto de Praga ya que la aeronave no puede despegar con destino a Madrid debido al mal tiempo. Los pasajeros han denunciado en las redes sociales la falta de información por parte de la aerolínea irlandesa, a la que acusan de intentar ahorrarse los costes del parking y un nuevo embarque. A las 9 de la noche de este domingo los pasajeros han abandonado el avión y no saben cuándo podrán regresar a España.

“Ya hay gente muy nerviosa gritando a la tripulación que no entiende el castellano y han abierto las puertas del avión por ataques de ansiedad”, ha explicado Argimiro Pérez en twitter, un periodista que se ha visto afectado por esta situación.

“Llevamos en el aeropuerto desde las 7 de la mañana. Deberíamos haber despegado a las 9.35 horas. Nos han avisado que se retrasaba por el clima, pero veíamos cómo despegaban aviones de otras compañías”, relataba Álvaro Blanco. A las 8 de la tarde del domingo seguían en el avión.

“No pueden darnos de comer y llevamos aquí 3 horas más 5 de retraso. Nadie nos da respuesta y dentro del avión hay ya una persona muy nerviosa”, reiteraba Argimiro Pérez. En las redes sociales se han colgado vídeos para denunciar la odisea que han pasado los pasajeros, mayoritariamente españoles, dentro de un avión.

Recientemente pasajeros de United Airlines vivieron una situación similar cuando un avión tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en un pequeño aeropuerto de Canadá y la aeronave no pudo volver a despegar ya que tuvo problemas técnicos con una puerta. Los pasajeros permanecieron atrapados 19 horas hasta que United envió otro avión a Canadá.

Ryanair compensará a los 200 pasajeros atrapados en Praga

Ryanair anuncia que compensará a los pasajeros del vuelo FR2767 que viajaban de Praga a Madrid el pasado domingo y que se vieron afectados por un retraso de cinco horas en el aeropuerto más otras cinco horas dentro del avión. Así lo señala el director de Marketing de la aerolínea, Kenny Jacobs.

“Hicimos todo lo que pudimos para llevar ese vuelo a Madrid. Los pasajeros tienen derecho a una compensación que pagaremos”, señala Jacobs, subrayando que la ‘low cost’ irlandesa es la más rápida en este tipo de actuaciones, pues tienen un equipo dedicado a tramitarlas en un plazo máximo de diez días

La central de Ryanair dedicada a indemnizar a los pasajeros está en el Lab Travel de Madrid que tramita las compensaciones para toda Europa. “Nosotros pagamos las compensaciones cuando hay un vuelo cancelado o un retaso de más de tres horas, según lo marca la UE”, incide el directivo.

La irlandesa prevé que deberá pagar unos 100 millones de euros en compensaciones en su último ejercicio fiscal que cierra en marzo. Gran parte de estas indemnizaciones se atribuyen a los retrasos y cancelaciones sufridos el pasado verano debido a las huelgas de controladores aéreos en Europa que afectaron a miles de pasajeros.

Ante este problema de falta de personal en el control aéreo europeo, indica Jacobs, desde Ryanair instan a las UE a que actúe para que no se repita la misma situación que ha afectado no solo a la cuenta de resultados de la irlandesa, sino a su puntualidad. “Han sido cientos de millones de euros que muchas aerolíneas hemos tenido que pagar por compensaciones debido a una falta de personal. Lo que pedidos es que se haga algo”, concluye Jacobs.

Fuente: Preferente