Los Bombardier pueden acabar fabricados por los chinos

 

A todo piloto serio le brota una irreprimible sonrisa cuando le dicen que un día habrá aviones fabricados en China sobrevolando nuestro espacio aéreo. Piensa que no, que eso no ocurrirá. Si no nunca, al menos no en los próximos treinta años. Pero otra cosa sería si le dijeran que los chinos puedan comprar Bombardier, el fabricante canadiense de aviones.

En realidad, Bombardier no está en venta, lo que se vende son sus fábricas de aviones en Irlanda del Norte, que producen partes para los aviones de los modelos 220 de Airbus. Los chinos de Avic (las siglas de Aviation Industry Corporation of China) y los de Comac son candidatos a quedárselas.

Los primeros, los de Avic compraron hace tiempo Thompson Aero, una empresa basada en Portadown, Irlanda, desde donde tienen una relación estrecha con Bombardier. Pues ahora que Bombardier vende sus fábricas, los chinos han mostrado su interés. Avic en realidad fabrica asientos, que no es lo que tiene más tecnología en los aviones, pero tiene interés, conoce el terreno y parece que le apetece la aventura. Aer Lingus, Delta, Singapore o Swiss usan sus asientos.

Bombardier quiere vender sus fábricas porque está desvinculándose de parte de su negocio. Sobre todo se quiere quedar con los aviones CRJ, que no fabrica en Europa sino en Estados Unidos y Canadá.

Pero no crean que Avic es el único candidato a quedarse con estas fábricas que proveen ahora a Airbus, porque Airbus se quedó con la línea de producción de los aviones que ahora son Airbus 220. El otro candidato parece más preparado: Comac. El gran fabricante de aviones chino, que lleva años desarrollando algunos modelos con los que quiere irrumpir en el mercado, suena como interesado.

Las negociaciones están en marcha, pero parece que pasará un tiempo hasta que se cierre una operación

Fuente: Preferente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.