Los A380 de Air France dicen adiós con una gira de despedida

 

Será como el Tour de France pero en plan de despedida. La aerolínea gala cerrará la etapa de los A380 con un vuelo especial que dará la vuelta por los pueblos y ciudades del país galo, un viaje donde los pasajeros serán los pilotos, tripulantes, mecánicos y miembros de la compañía que trabajaron con estas aeronaves durante 11 años.

En mayo Air France comunicó que dejará de operar los A380 por sus altos costos operativos y por la exigencia de gobierno galo de impulsar vuelos que tengan un menor índice de emisiones contaminantes.

El coronavirus cambió los planes

En realidad la compañía tenía planificado dejar de operar los nueve cuatrimotores de su flota en el 2024, pero la irrupción del coronavirus y la paralización de las operaciones aceleraron los planes.

La gira de despedida de estos gigantes estará protagonizada por el avión de matrícula F-HPJH, que había sido retirado de circulación el 23 de marzo.

Con el acertado código de vuelo AF380, la aeronave partirá desde el aeropuerto Charles de Gaulle a las 15:30, dará la vuelta por el territorio francés para que pueda ser divisado desde diversos puntos del país, y regresará a la capital a las 17:45.

Air France llegó a tener 10 A380 en su flota. Foto: EFE

La ruta se puede seguir desde la web de Flightradar24, o a través de las redes sociales con el hashtag #AF380.

La primera que se despide

Air France fue la primera aerolínea europea en operar estos aviones, y es la primera en el continente que deja de operarlos. El debut fue el 23 de noviembre de 2009, precisamente con el vuelo AF380, que salió de París con destino a Nueva York.

En la década siguiente la compañía gala llegó a tener 10 aeronaves, entre propias y alquiladas. En los 40.000 vuelos que realizaron transportaron un total de 18 millones de pasajeros a 16 destinos. Además de esa ciudad de EE. UU., también conectaron a París con Los Ángeles, San Francisco, Johannesburgo, México y Shanghái, entre otras.

Air France busca opciones más económicas

A pesar del entusiasmo de los pasajeros y de tener servicios lujosos como la primera clase la Première a bordo, los directivos de Air France perdieron la ilusión con estos aviones.

Su alto consumo de combustible por los cuatro motores (hasta un 25% más por asientos que otros aviones de largo radio) y los elevados costes operativos lo condenaron a ser jubilados anticipadamente.

Incluso la directora general Anne Rigail había calificado al A380 como “obsoleto, demasiado caro y demasiado grande” para la eficiencia que buscaba la compañía.

La renovación de la flota

En su reemplazo la aerolínea abre los brazos a modelos como el A350 y el B787 Dreamliner, en un plan de renovación que se extiende a toda la gama de aviones.

Por ejemplo, la compañía firmó una orden para adquirir 60 A220-300 (entre compras en firme y opcionales) que gradualmente desplazarán a los A318 y A319.

Fuente: Cerodosbe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE UN EMAIL AL MES CON LOS ARTÍCULOS DE BUCKERBOOK