Lockheed Martin recibe 22.700 millones de dólares por la próxima serie de aviones F-35.

Lockheed Martin se ha adjudicado el contrato por valor de 22.700 millones de dólares para la próxima ronda de producción de 255 aviones furtivos F-35 Lightning II para las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y las naciones asociadas.

La orden, anunciada ayer miércoles por el Departamento de Defensa, prevé la producción y entrega de 106 aviones F-35 del Lote 12 para el ejército de Estados Unidos, en los que se incluyen 64 F-35A para la Fuerza Aérea, 26 F-35B para el Cuerpo de Marines y 16 F-35Cs para la Armada.

Además, 89 F-35 para los clientes no estadounidenses del programa (71 F-35A y 18 F-35B) y 60 F-35A para los clientes de ventas militares extranjeros también están incluidos en los Lotes 12,13 y 14 en los ciclos de producción. 

Se espera que los trabajos se completen en marzo de 2023, con 6.000 millones de dólares comprometidos en el momento de la adjudicación por parte de las tres ramas militares de EE.UU. para la adquisición de aeronaves en los ejercicios fiscales 2018 y 2019, más los fondos de ventas militares en el extranjero.

La oficina del programa conjunto F-35 ha recomendado que se combinen los pedidos internacionales para permitir que Lockheed Martin y sus proveedores y subcontratistas dispongan de más tiempo para invertir en la producción con el fin de reducir los costes. Los lotes 12 y 13 comenzarán a entregarse en 2020, y se espera que la producción del lote 14 aumente en 2021.

El F-35 Lightning II Joint Strike Fighter es una plataforma de sigilo de múltiples funciones de quinta generación que se espera reemplace a la mayoría de las flotas de combate de Estados Unidos y que opere en apoyo de otras aeronaves.

Más de 320 aviones han sido entregados a Estados Unidos y países asociados, y se espera que las compras planeadas aumenten ese número en cientos durante los próximos años.

Los planes de producción a largo plazo requieren que se construyan varios miles de aviones para el ejército estadounidense y los compradores extranjeros autorizados.

Los modelos F-35A y F-35B de la Fuerza Aérea y del Cuerpo de Marines ya han alcanzado su capacidad operativa inicial, con varios escuadrones desplegados en los buques de asalto anfibio USS Wasp y USS Essex, en Japón y el Medio Oriente. La Oficina del Programa Conjunto del F-35 ha dicho que todos los F-35 desplegados están listos para el combate.

Se espera que el F-35C de la Marina, diseñado para los grandes portaaviones de flota de clase Nimitz y clase Ford, entren  en pleno funcionamiento en algún momento del próximo año, según la JPO.

Fuente: Galaxia Militar