H.A. 1112 Buchón, el Messerschmitt Español

 

En 1943 España decide construir bajo licencia los aviones alemanes 109 y 111. La versión elegida es la del 109 Gustav G-2. Pero los problemas de la motorización son graves, y los motores Hispano-Suiza no dan el rendimiento esperado. No es hasta la incorporación del motor Merlin 500/45 de 1.600 caballos que el Buchón empieza a volar en condiciones… 10 años después de lo previsto, cuando ya todos los europeos volaban en un moderno reactor. Operativo en la guerra de Ifni como avión de ataque al suelo, gran parte de los 300 Buchones tuvo una segunda vida como estrellas de cine. Hace un tiempo en BHM os hablamos de Los Messerschmitt en España y hoy gracias a Casus Belli Podcast conoceremos en profundidad al mítico Buchón.

Museo del Aire, Madrid: Hispano Ha-1112 Buchón

Después de la Guerra Civil, toda la industria (armamentística) española se debilitó y fue incapaz de seguir el ritmo del progreso tecnológico de otros estados europeos. La razón de ello no fue sólo la deficiente infraestructura, sino también el hecho de que, tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, los excedentes de armamento de otros Estados pudieron adquirirse a bajo precio. 

Una empresa de éxito era Hispano-Suiza, que producía no sólo coches de lujo, sino también camiones militares y motores de aviones. Después de que Alemania ya no estuviera en condiciones de suministrar a España armamento ni de prestar asistencia técnica debido a la tensa situación de guerra, en 1943 se encargó a una división de la empresa, Hispano Aviación S.A., la construcción de 200 aviones de combate Messerschmitt Bf 109 G-2 bajo licencia.

 

La motorización seguía siendo un problema, ya que no había más motores alemanes DB 605 disponibles. Por esta razón, la compañía desarrolló dos versiones de este avión, que difieren en la motorización. Para las primeras versiones se utilizó el motor Hispano-Suiza 12Z, que fue diseñado poco antes del inicio de la guerra en Francia, manteniendo las elegantes líneas del original. El armamento también fue revisado y ahora consistía en ametralladoras y cohetes. Para los lotes de construcción posteriores, la elección recayó en el motor Rolls-Royce Merlin-500-45, que fue diseñado para bombarderos y que diez años después del final de la guerra estaba disponible a bajo precio en Inglaterra como mercancía excedente. La versión HA-1112 M1L fue desarrollada a partir del acoplamiento de este motor con su radiador masivo, diseñado sin tener en cuenta la aerodinámica, y la elegante célula del Bf 109 G-2. El casco y el morro tuvieron que ser rediseñados para acomodar el motor más grande, lo que le dio a la estructura deformada su aspecto característico y le dio el apodo español de “Buchón”.



Gran numero de HA 1112, a punto de ser desguazados tras su baja del servicio, fueron utilizados en la película La batalla de Inglaterra (1969), caracterizados como Bf-109E

La puesta en marcha tuvo lugar en 1956. Un total de 172 aviones fueron puestos al servicio del Ejército del Aire y volaron hasta 1965. Las últimas máquinas de finales de los años cincuenta con motores Merlin seguían siendo aptas para el vuelo después de su jubilación y se utilizaban con emblemas alemanes del Tercer Reich en varias películas inglesas y americanas.

Adentrémonos en este avión que tanto hizo por nuestro país cuando ya hacía años que su vida útil había finalizado en el resto del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.