Europa retira la obligatoriedad de la mascarilla en los aviones

(AP Photo/John Minchillo)

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de enfermedades (ECDC) han publicado una actualización de las medidas sanitarias para los viajes aéreos. En ella, han eliminado la recomendación de llevar obligatoriamente mascarilla en los aeropuertos y a bordo de los aviones, aunque señalan que la mascarilla sigue siendo una de las mejores formas de protección frente a la transmisión del Covid-19. Además, se trata de una recomendación y dependerá de las aerolíneas y de los países de origen y destino del viaje si se aplica o no.

La actualización del protocolo conjunto de seguridad sanitaria en la aviación tiene en cuenta los últimos avances de la pandemia, en particular los niveles de vacunación y de inmunidad adquirida de forma natural, y el consiguiente levantamiento de las restricciones en un gran número de países europeos.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de enfermedades (ECDC) han publicado una actualización de las medidas sanitarias para los viajes aéreos. En ella, han eliminado la recomendación de llevar obligatoriamente mascarilla en los aeropuertos y a bordo de los aviones, aunque señalan que la mascarilla sigue siendo una de las mejores formas de protección frente a la transmisión del Covid-19. Además, se trata de una recomendación y dependerá de las aerolíneas y de los países de origen y destino del viaje si se aplica o no.

La actualización del protocolo conjunto de seguridad sanitaria en la aviación tiene en cuenta los últimos avances de la pandemia, en particular los niveles de vacunación y de inmunidad adquirida de forma natural, y el consiguiente levantamiento de las restricciones en un gran número de países europeos.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de enfermedades (ECDC) han publicado una actualización de las medidas sanitarias para los viajes aéreos. En ella, han eliminado la recomendación de llevar obligatoriamente mascarilla en los aeropuertos y a bordo de los aviones, aunque señalan que la mascarilla sigue siendo una de las mejores formas de protección frente a la transmisión del Covid-19. Además, se trata de una recomendación y dependerá de las aerolíneas y de los países de origen y destino del viaje si se aplica o no.

La actualización del protocolo conjunto de seguridad sanitaria en la aviación tiene en cuenta los últimos avances de la pandemia, en particular los niveles de vacunación y de inmunidad adquirida de forma natural, y el consiguiente levantamiento de las restricciones en un gran número de países europeos.

«Aunque siguen existiendo riesgos, hemos visto que las intervenciones no farmacéuticas y las vacunas han permitido que nuestras vidas empiecen a volver a la normalidad. Ya no se recomienda el uso obligatorio de mascarillas en todas las situaciones, pero es importante tener en cuenta que, junto con el distanciamiento físico y una buena higiene de manos, es uno de los mejores métodos para reducir la transmisión», recalca.

En su opinión, «las normas y los requisitos de los Estados de salida y de destino deben respetarse y aplicarse de forma coherente, y los operadores de viajes deben procurar informar a los pasajeros de cualquier medida requerida de forma oportuna». «La importancia de estas medidas debe seguir siendo comunicada de manera eficaz a los pasajeros por su seguridad, y el ECDC seguirá trabajando con nuestros colegas de la AESA para evaluar y modificar periódicamente las recomendaciones según sea necesario», concluye.

LA NORMATIVA VARIARÁ SEGÚN CADA AEROLÍNEA Y PAÍS
Estas nuevas recomendaciones entrarán en vigor el próximo lunes 16 de mayo. En cualquier caso, la normativa de llevar o no mascarillas variará según cada aerolínea. Por ejemplo, los vuelos hacia o desde un destino en el que todavía se exige el uso de mascarilla en el transporte público deben seguir fomentando el uso de la misma, según las recomendaciones. Además, los pasajeros vulnerables deben seguir llevando una mascarilla independientemente de las normas y se recomienda que esta sea una FFP2.