El helicóptero de hidrógeno que abre la nueva era de la aeronáutica

Una compañía norteamericana está desarrollando un sistema de célula de hidrógeno que permitiría el vuelo de larga distancia en helicópteros eléctricos

La compañía aeronáutica Piasecki asegura que el primer helicóptero tripulado eléctrico alimentado por célula de hidrógeno despegará en 2025. Si todo sale según sus planes, será el comienzo de una nueva era para la aviación.

El PA-890 eVTOL — electric vertical take-off and landing o aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical — no es un helicóptero tradicional sino lo que en inglés llaman un ‘compound helicopter’ y en español llamamos girodino.

Este tipo de aeronave tiene un rotor principal en la parte superior que sirve para despegar y aterrizar, como un helicóptero tradicional. Además, el diseño añade turbohélices tradicionales — cuyo eje de rotación está en paralelo con el suelo — y alas. Las primeras sirven para añadir velocidad de desplazamiento horizontal. Las segundas, más pequeñas que las de un avión, sirven para proporcionar empuje y estabilidad.

El helicóptero PA-890 EVTOL (Piasecki)

El diseño de girondinos como el PA-890 los hace mucho más rápidos que un helicóptero tradicional, que están limitados físicamente a unos 400 kilómetros por hora. Si pasara de esa velocidad, el helicóptero entraría en pérdida.

Pero el diseño de un girodino como el Sikorsky X2 — que tiene una hélice en la cola orientada a la popa — evita esa pérdida y permite mayor velocidad. De hecho, hace más de diez años, el X2 consiguió el récord del helicóptero más rápido del planeta con 482 kilómetros por hora. Mientras, el Eurocopter X3 — equipado con dos turbohélices en los laterales — ha registrado una velocidad máxima de 473 km/h.

Cómo funciona

Pero ni el Sikorsky ni el Eurocopter son eléctricos como este PA-890 eVTOL que Piasecki está desarrollando con HyPoint, una compañía cuyo objetivo es crear una célula de hidrógeno modular capaz de alimentar a todo tipo de aeronaves.

Sikorski-Boeing Defiant, el sucesor del X2 (Sikorski-Boeing)

Esto se debe a que, mientras los coches eléctricos con baterías de litio invaden el mundo, tanto los aviones como los barcos no pueden hacer uso de esa tecnología porque sus células no tienen la suficiente densidad energética.

Un avión sólo equipado con baterías actuales no podría realizar trayectos de largo recorrido y su capacidad de carga es limitada porque una gran parte de su peso lo consumen esas baterías. Un helicóptero también tendría un alcance muy limitado — como demuestran una y otra vez los absurdos ‘coches voladores’ — y no podría sostenerse en el aire durante largos periodos de tiempo.

El hidrógeno revolucionará la aviación

Ahí es donde entra el sistema de HyPoint, que utiliza una célula de hidrógeno que genera electricidad sin generar CO₂. El sistema de HyPoint consigue 600kW de potencia, que es lo que necesitan para que PA-890 cumpla con lo que se espera de su equivalente de motor de explosión.

Render del PA-890 (Piasecki)
Render del PA-890 (Piasecki)

Según Piasecki, han probado que la célula funciona como dicen en el laboratorio y pronto comenzarán la construcción y certificación que terminará con en la construcción de las primeras 325 unidades que ya han solicitado sus clientes en 2025.

Fuente: El Confidencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.