El Gobierno da luz verde a la compra del avión de entrenamiento militar que sustituirá al CASA C101

 

El Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes 12 de julio aprobó un Acuerdo por el que se autoriza la celebración del contrato para la adquisición de un sistema de entrenamiento integrado para la Academia General del Aire, con un valor estimado de 225 millones de euros. Las entregas deberían comenzar en 2020 y terminar el 31 de diciembre de 2022.

El nueva sistema de entrenamiento comporta la sustitución de CASA C101, cuya vida útil finalizarán en 2021. En los últimos años se ha especulado cuál será el avión escogido. Por ahora, dos modelos son los que tienen más posibilidades de ser escogidos. Se trata de los turbohélices Beechcraft T-6C Texan II y del Pilatus PC-21. Este último fue elegido como avión de entrenamiento de los pilotos del Ejército del Aire de Francia y en octubre de 2018 comenzó a recibir las primeras unidades.

Beechcraft T-6C

El sistema integrado de entrenamiento de pilotos de nueva producción que se pretende adquirir consiste en los siguientes elementos:

  • Veinticuatro aviones.
  • Un entrenador de salida de emergencia en tierra.
  • Dos simuladores de cabina para entrenamiento de procedimientos.
  • Dos simuladores de vuelo conectados en red.
  • Un sistema asistido por ordenador.
  • Un paquete logístico inicial.
Pilatus PC-21

Respecto de la necesidad a satisfacer, el sistema actual de enseñanza básica en la Academia General del Aire (AGA) emplea el avión C101 (E.25) que, por alcanzar el final de su ciclo de vida en el año 2021, causará baja. Con anterioridad a esta fecha deberá estar en servicio un número determinado de aviones que, junto con el sistema de entrenamiento en tierra, garantice la continuidad de la enseñanza básica en vuelo de la AGA.

El nuevo sistema deberá permitir una transición adecuada a los sistemas de combate actuales y de un futuro a corto/medio plazo, por lo que deberá incorporar las tecnologías propias de estos sistemas (EF2000, EF18, A400, NH90, etc.).

En particular, este sistema integrado debe llevar asociados a la plataforma aérea los elementos de entrenamiento en tierra adecuados. Actualmente se cifra en un 50% la relación entre las horas de vuelo que se realizan en avión y las que se realizan en los sistemas de enseñanza en tierra,

Se propone la obtención de la capacidad de entrenamiento básico con un sistema integrado de arquitectura sencilla dentro de las opciones disponibles. Esto permitiría contar con un número de aviones suficiente en 2021 para sustituir al actual sistema (avión C101) junto con la capacidad de entrenamiento en tierra.

Fuente: AeroTendencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.