Defensa descarta el F35A y sólo contempla el Eurofighter como sustituto de todos los cazas F18

 

El Ejército del Aire podría tener un único modelo de caza de combate en el futuro. Pese a que las principales fuerzas aéreas del mundo trabajan con al menos dos sistemas de armas, los responsables actuales del Ministerio de Defensa consideran que el caza polivalente Eurofighter Typhoon es lo suficientemente solvente como para poder ser en el futuro el único caza de combate en servicio.

La primera decisión que se debe afrontar en lo que a la sustitución de los actuales cazas de combate F18 Hornet se refiere es qué se va a hacer con las unidades destinadas actualmente en el Ala 46 (base aérea de Gando, en Canarias). Son las más antiguas de las que prestan servicio en el Ejército del Aire -fueron compradas de segunda mano a la US Navy estadounidense- y su vida operativa esta previsto que concluya en torno a 2023.

Los actuales responsables ministeriales consideran que la única opción viable en estos momentos es la del caza Eurofighter Typhoon, especialmente si puede ser de la denomina Tranche 3, la versión más moderna que existe en el mercado actualmente. Aunque eso sí, también son conscientes de que es muy posible que no sean ellos los que terminen tomando esa decisión, que podría competer al equipo ministerial que les sustituya en el futuro.

El planteamiento es muy similar en lo que se refiere al resto de cazas F18 Hornet que están en estos momentos en servicio. Se trata, exactamente, de los que forman parte del Ala 12 (base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid) y el Ala 15 (base aérea de Zaragoza) del Ejército del Aire, que son más modernos que los desplegados en Canarias y cuya vida operativa está previsto que se pueda alargar hasta el año 2030.

Creen que el Eurofighter Typhoon es la única opción porque el F35A estadounidense sería inviable económicamente, pese a que son los cazas por los que están apostando muchos de los socios de la OTAN. La puerta sí estaría abierta para el F35B, de despegue vertical, única opción en el mercado para sustituir a los AV-8B Harrier de la Armada. Pese a esto, los actuales responsables de Defensa son conscientes de que no serán ellos quienes deban tomar esa decisión dentro de, al menos, un quinquenio.

Luz verde al PC-21 Pilatus

Las mismas fuentes militares han explicado que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC) ha desestimado en las últimas horas el recurso que había presentado la empresa norteamericana Textron Aviation contra la resolución del concurso del avión entrenador que tiene que sustituir a los actuales cazas C-101, y en el que su modelo T-6 Texan II no había resultado ganador.

Con esta decisión se da ahora vía libre al Ministerio de Defensa para que pueda firmar el contrato con la empresa suiza Pilatus, cuyo modelo PC-21 fue el seleccionado por la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) para ser el futuro avión-entrenador del Ejército del Aire. El montante económico total de la operación es de 204,7 millones de euros e incluye 24 aeronaves y varios sistemas de simulación.

Fuente: LibertadDigital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE UN EMAIL AL MES CON LOS ARTÍCULOS DE BUCKERBOOK