Cómo Tom Cruise se aferró al costado de un Airbus A400M en vuelo

 

El actor estadounidense Tom Cruise es conocido por protagonizar la serie de películas de acción Misión: Imposible. Estas películas suelen incluir una serie de atrevidas acrobacias, y Cruise es conocido por realizar estas emocionantes secuencias él mismo en lugar de recurrir a un doble de cuerpo. En una de ellas se colgó del lateral de un Airbus A400M en pleno vuelo, pero ¿cómo lo hizo?

La escena en cuestión

Se trata de una escena de la quinta película de Misión: Imposible, conocida como Rogue Nation, en la que participa un Airbus A400M ‘Atlas’. Este transportador militar cuatrimotor voló por primera vez en diciembre de 2009, antes de entrar en servicio con la Armée de l’Air et de l’Espace (Fuerza Aérea y Espacial) francesa en 2013. Hasta mayo de 2021, Airbus había producido 100 A400M a partir de 174 pedidos.

El A400M es un avión de transporte versátil capaz de aterrizar en pistas de grava y en el desierto. La Luftwaffe alemana es el mayor operador del A400M, que se sitúa entre dos de sus compañeros de transporte, el Lockheed C-130 «Hércules» y el Boeing C-17 «Globemaster III», en términos de tamaño. La Luftwaffe opera 35 A400M de un pedido total de 53.

Puedes ver la versión terminada de la escena en el clip de abajo. La increíble imagen de Cruise colgando del avión seguramente hizo que muchos espectadores se preguntaran cómo se pudo filmar una toma así sin una pantalla verde. Sin más preámbulos, echemos un vistazo.

El cine y la aviación son dos industrias muy similares cuando se trata de su enfoque en la seguridad. Por lo tanto, cuando los dos mundos chocaron para filmar esta escena, se aplicaron muchos procedimientos para mantener altos los niveles de seguridad. El director de fotografía de la película, Robert Elswit, explicó a The Hollywood Reporter que Cruise estaba bien sujeto al avión. Afirma:

«Tom llevaba un arnés de cuerpo entero, y está cableado y conectado al avión a través de [su] puerta. Dentro del avión había un armazón de aluminio que estaba cuidadosamente atornillado al avión, que sostenía los cables que pasaban por la puerta, que sujetaban a Tom.»

También se puede ver al final del clip de abajo que Cruise se quita unas lentes de contacto especiales de los ojos después de rodar la escena. Elswit añade que «si algo le golpeara a esas velocidades podría ser realmente malo. Fueron muy cuidadosos con la limpieza de la pista para que no hubiera piedras».

Una ventana limitada

Lo que hizo que la escena fuera aún más impresionante fue el poco tiempo que tuvo el equipo involucrado para llevarla a cabo. En total, sólo dispusieron de 48 horas para perfeccionar la toma utilizando el F-WWMZ, uno de los cinco bancos de pruebas del A400M. Según ch-aviation.com, ahora lleva la matrícula española EC-406, pero sigue en manos de Airbus.

Durante este periodo, el avión despegó con Cruise acoplado ocho veces antes de que el equipo consiguiera la secuencia que quería. El rodaje tuvo lugar en la RAF Wittering, en Cambridgeshire (Reino Unido). En algunos momentos, el avión estuvo a 1.500 metros del suelo. Elswit añade que:

«Suben, cogen altura, hacen un circuito completo y aterrizan. Creo que está en el aire entre 6 y 8 minutos antes de volver a aterrizar. Tenía que estar al menos a 1.000 pies de altura».

La tarea final fue eliminar digitalmente los arneses de la toma. De este modo, daba la impresión de que Cruise, en su papel de Ethan Hunt, se sujetaba al avión sólo con sus manos. Incluso con el arnés, la atrevida maniobra hizo que, sin duda, la sangre de Cruise, el experimentado doble de acción, bombease aún más que la de los espectadores.

Fuente: Simple Flying

Un comentario sobre “Cómo Tom Cruise se aferró al costado de un Airbus A400M en vuelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.