Boeing pierde la venta de 50 aviones por la crisis del B737 MAX

 

La aerolínea saudí Flyadeal cancela la compra de 50 B737 MAX, operación valorada en 5.230 millones de euros

Semana a semana Boeing recibe una nueva bofetada por la crisis del B737 MAX. Por un lado las complicaciones técnicas demoran el levantamiento de la prohibición de volar de este avión. Pero ahora la compañía afronta la cancelación de una transacción valorada en 5.230 millones de euros.

La aerolínea de bajo coste saudí Flyadeal canceló una orden de compra de 30 B737 MAX, con opcional a adquirir otros 20 aviones de mismo tipo.

Airbus vuelve a ganarle a Boeing

Con ese dinero la compañía, filial de la aerolínea estatal Saudia Airlines comprará 30 A320neo, con la posibilidad de sumar otras 20 unidades.

De esta manera, Flyadeal mantendrá una flota integrada en su totalidad por distintos modelos de Airbus.

Este acuerdo entre el fabricante europeo y la compañía saudí se firmó en el Salón Aeronáutico de Le Bourget, donde quedó evidente la victoria de Airbus frente a un Boeing en plena crisis, que salvó su honor gracias al anuncio de una intención de compra de IAG por 200 aviones del controvertido B737 MAX.

Otro revés comercial

Este es otro de los reveses comerciales que sufre Boeing desde que se desató la tormenta tras la caída de un B737 MAX, en Etiopía, cinco meses después del accidente de un avión del mismo tipo en Indonesia. Ambas tragedias causaron un total de 346 víctimas.

En junio la aerolínea de Azerbaiyán Azal canceló la compra de 10 aviones del B737 MAX-8, operación que tenía una valoración de 887,5 millones de euros.

La mayor bofetada la recibió por parte de la india Jet Airways, que fulminó una adquisición de 216 aviones, entre 141 del tipo MAX-8 y 75 del MAX-9. Tomando como parámetro los precios de catálogo esta compra estaba valorada en 23.650 millones de euros. Sin embargo el motivo no fue la falta de confianza en Boeing sino la quiebra de la aerolínea.

Oman Air advirtió en junio que retomaría las negociaciones con Airbus si es que Boeing no termina de solucionar sus problemas técnicos con el polémico modelo. La actitud es similar a la de la aerolínea de bajo coste Flydubai, que analiza comprar A320neo para reemplazar a su flota de B737 MAX.

Boeing sigue fabricando aviones

Debido a la paralización de vuelos del B737 MAX Boeing ralentizó el ritmo de producción a 42 aeronaves al mes, cuando la idea era mantener un esquema de 57 unidades mensuales cuando la crisis haya remitido.

Esta situación ocasiona un cuello de botella en las instalaciones de Boeing en el estado de Washington, donde no tiene más espacio para aparcar los aviones que salen de la cadena de montaje. Algunos tienen que ser derivados a bases alejadas en el otro extremo de EEUU, a 3.700 kilómetros de distancia. Pero hay aeronaves que terminan aparcadas hasta en el estacionamiento de los empleados.

Fuente: Cerodosbe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.