Airbus instalará sensores de olor capaces de detectar explosivos

 

Airbus instalará en aeropuertos y aviones sensores de «olor» capaces de detectar explosivos, gracias a su asociación desde 2017 con Koniku, una startup de neurotecnología, según recoge Financial Times

Los dispositivos, que tienen una forma similar a una medusa adherida a la pared, pueden identificar en sólo 10 segundos sustancias químicas peligrosas. Para ello, se basan en una tecnología desarrollada con células biológicas vivas que pueden «oler» compuestos moleculares a través de procesadores de silicio. 

«Utiliza receptores de olor genéticamente diseñados que producen una señal de alarma cuando entran en contacto con compuestos moleculares de peligro o amenaza que han sido programados para detectarlos [a través del dispositivo]», cuenta Airbus.

«Hemos desarrollado una tecnología que es capaz de detectar el olor: está respirando el aire y esencialmente te está diciendo qué hay en el aire. Lo que hacemos es tomar células biológicas, ya sea células Hek o astrocitos, células cerebrales, y las modificamos genéticamente para que tengan receptores olfativos», especifica a Financial Times, Oshiorenoya ‘Osh’ Agabi, fundador de Koniku.

Asimismo, otro de los técnicos especializados en el dispositivo de Koniku, ha especificado a FT que dicha tecnología tiene un tiempo de respuesta de menos de 10 segundos en las mejores condiciones.

«Con este nivel de madurez es un resultado increíble y espero que mejore con el tiempo», asegura el jefe de seguridad de productos para America en Airbus, Julien Touzeau.

De hecho, el mismo medio asegura que dicha tecnología podría incluso llegar a detectar enfermedades como COVID-19, provocada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2. Pero es poco probable que esté listo antes de que se desarrolle una de las 20 vacunas que se esperan para dentro de 12 o 18 meses. 

«La solución disruptiva de biotecnología, que originalmente se enfocaba en la detección, el seguimiento y la ubicación sin contacto y automatizada de productos químicos y explosivos a bordo de aviones y aeropuertos, ahora se está adaptando, a la luz de crisis como la de COVID-19, para incluir la identificación de peligros biológicos», explica Airbus.

No obstante, de momento, el principal objetivo de la tecnología de Koniku es reforzar las amenazas contra la seguridad en los aeropuertos. Mientras, desarrolla dispositivos que pretenden formar parte del día a día de cualquier persona como lo han conseguido los asistentes de voz: 

«Te levantas por la mañana, respiras en nuestro dispositivo, y estamos recopilando esos datos y estamos analizando, de manera longitudinal, tu estado de salud. Esa es una de nuestras grandes visiones», reconoce su fundador a Financial Times.

«La nueva era que estamos empezando es la era de la biotecnología», sentencia también en una entrevista con Tech Cabal

Fuente: Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

RECIBE UN EMAIL AL MES CON LOS ARTÍCULOS DE BUCKERBOOK